Hoy os vamos a hablar del restaurante asiático Yaho Alta, que está a las afueras de Murcia, muy cerca del IKEA.

Yaho Alta

Yaho Alta

Nada más entrar choca un poco la decoración tan peculiar que tienen, llena de motivos orientales, y el tamaño del restaurante, ya que está compuesto por dos pisos y dos alas, todo conectado en la entrada, donde se encuentra la barra en la que sirven las bebidas, varias cavas frigoríficas lleneticas de botellas de vino, muy buenas y variadas, y un piano, con el que amenizan los del fin de semana.

Entrada del restaurante

Entrada del restaurante

Enseguida nos atendió una chica que nos acomodó en una de las mesas del comedor, decir que la separación entres las mismas es más que suficiente como para disfrutar de una comida/cena tranquila y sin sentirte observado ni escuchado por el resto de comensales de la sala, a no ser que te guste ir hablando a gritos :).

La carta está dividida por tipos de comida asiática, destacando la tailandesa sobre el resto, ya que es la primera que nos aparece y la que mayor cantidad de platos tiene, aunque también podemos encontrar japonesa, taiwanesa, coreana, vietnamita, china, etc.

Me gustaría destacar la gran cantidad de platos interesantes de que disponen, tantos que al principio te encuentras un poco abrumado, ya que, al no saber cuáles son las especialidades de la casa, es difícil elegir. Así que nosotros nos decidimos por pedir algunos platos que conocíamos de haberlos probado en otros restaurantes asiáticos, y así podíamos compararlos y ver que tal los hacían aquí. Quizás no fue la decisión más acertada, así que tendremos que volver para poder comer más cosas ricas :P.

Lo primero que nos sirvieron fue una tempura de verduras y gambas, presentada en una especia de fuente hecha de mimbre muy curiosa. La tempura estaba genial, las verduras crujientes y hechas en su punto, las gambas muy ricas, y no había exceso de aceite, como sucede en muchos de los “fritos” que te ponen en algunos restaurantes. Para repetir.

Tempura de verduras y gambas fritas

Tempura de verduras y gambas fritas

Mientras estábamos con la tempura, nos trajeron unos Dim-Sum (empanadillas al vapor muy similares a las Gyozas japonesas), que iban presentadas en una caja con el fondo lleno de hojas y acompañadas de dos salsas: salsa de soja y otra dulce-picante, que se suele ver mucho en los restaurantes chinos y que creo que tiene origen tailandés, pero tampoco lo puedo asegurar. Son de las mejores que he probado junto con las Gyozas que te ponen en el Enso Sushi.

Dim-Sum

Dim-Sum

El primer plato fuerte que pedimos fue el pollo al curry verde acompañado con tallarines, y el cual no me gusto demasiado. Lo cierto es que cuando leo curry, pienso en comida hindú y ese fue mi error, me esperaba otra cosa completamente distinta, cuando lo que tenía delante era un pollo al curry muy similar al que te sirven en los restaurantes de comida china. El pollo estaba bastante bueno y tierno, las verduras que llevaba el plato se notaba que eran de calidad y frescas, el plato en general estaba muy bueno y, de hecho, dimos buena cuenta de él, pero yo iba buscando algo diferente.

Pollo al curry verde

Pollo al curry verde

Como último plato, antes del postre, nos sirvieron el solomillo de buey a la cocina japonesa, un auténtico descubrimiento, no creo que pueda volver al Yaho Alta y no pedirlo. Te lo presentan cortado en taquitos con sésamo verde, una salsa un pelín dulce y acompañado de patatas fritas deshidratadas; la carne estaba hecha en su punto, muy tierna, la salsa le venía que ni pintada y si mojabas la carne en las patatas, estas se pegaban a ella y hacían un contraste muy bueno en la boca, haciendo que todo crujiera un poco. Fue el rey de la noche, repetiría en este restaurante sólo por este plato, no os podéis ir de aquí sin catarlo.

Solomillo de buey a la japonesa

Solomillo de buey a la japonesa

Como postre pedimos un helado frito de chocolate, que no suele fallar y que nos encanta tanto a mi mujer como a mi.

Helado frito de chocolate

Helado frito de chocolate

Para beber nos pedimos una cerveza japonesa (Sapporo) y una botella de vino blanco (Viña Sol). Los precios de las bebidas están bastante ajustados y tanto la variedad como la calidad de las mismas son muy buenas.

La atención es muy buena, la espera entre platos también, además no te lo sirven todo de golpe como hacen en otros restaurantes asiáticos o chinos, todo lleva un orden y no te apabullan con 4 o 5 platos en la mesa. Aparte, se nota que todo está muy bien organizado y el trabajo bien repartido.

El precio es estupendo, ronda los 15-25€ cabeza. Nosotros salimos a 25€ cada uno, ya que pedimos la botella de vino, que sube bastante la cuenta, pero salimos muy contentos de allí.

Así que, si queréis disfrutar de una buena comida asiática, a un precio contenido y en un ambiente tranquilo, el restaurante Yaho Alta es lo que andabais buscando y lo podéis encontrar en:
Avda. Juan de Borbón S/N – C.P.:30.100, Murcia
Teléfono: 968 835806
Correo electrónico: info@yahoalta.com
Web: www.yahoalta.com

EXTRA:
Tras una última visita al Yaho Alta, en la que hemos probado varios platos nuevos, he de recomendaros, por encima de todos los platos anteriores que os he comentado, el arroz coreano, el cual te sirven de una forma bastante curiosa: te traen en una olla cerámica, que está muy pero que muy caliente, el arroz junto con un huevo y en un bol unas verduritas rehogadas, las cuales vierten en la olla y empiezan a chisporrotear, le das unas vueltas y listo para comer. Me encantó este plato, el cual encontré muy bueno de sabor, textura y, además, un pelín picante, un auténtico disfrute. No os podéis olvidar de pedir este magnífico arroz coreano.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *