Hoy vamos a explicar como hacer una buena quisquilla cocida. Hay dos cosas imprescindibles para ello: primero hay que tener un producto lo más fresco posible y segundo una buena cocción, este último punto es muy importante, ya que si lo hacemos mal, podemos estropear nuestros crustáceos preferidos.

Quisquilla fresca

Quisquilla fresca

Aunque esto no es propiamente una receta, voy a poneros una pequeña lista de ingredientes para que sirva de guía. Comentar que podemos cambiar la quisquilla por unos langostinos, una buena gamba blanca o unas cigalas pequeñas, ya que el método es el mismo para todos.

Ingredientes:

  • Quisquilla fresca
  • Sal
  • Hoja de laurel
  • Agua
  • Mucho hielo

Preparación:
Ponemos a calentar una olla con agua y una hoja de laurel.

Olla con agua y una hoja de laurel

Olla con agua y una hoja de laurel

Cogemos un bol, lo llenamos de agua, añadimos sal sin miedo y removemos hasta que se disuelva la mayor parte de esta. Una vez disuelta, añadimos bastante hielo, sin miedo, ya que necesitamos que el agua esté muy fría.

Bol con agua, sal y mucho hielo

Bol con agua, sal y mucho hielo

Cuando el agua de la olla esté hirviendo, procedemos a echar la quisquilla. Podemos observar que nada más echarla el agua deja de hervir, eso es normal, no le azucéis más fuego por ello.

Agua hirviendo

Agua hirviendo

Añadimos la quisquilla

Añadimos la quisquilla

En cuanto el agua vuelva a hervir y observemos que el color de la quisquilla ha cambiado (1 o 1,5 minutos después de echarla), es señal de que ya está cocida, con lo cual tendremos que sacarla y echarla directamente en el bol que tenemos preparado con el agua fría, donde la dejaremos unos 5 minutos más o menos, hasta que se enfríen estos magníficos y deliciosos crustáceos.

Enfriamos la quisquilla

Enfriamos la quisquilla

Lo único que falta después de esto es echarlas en un colador para que escurran el agua sobrante, servirlas con un poco de sal gorda por encima y comenzar a degustarlas, a ser posible, regadas con un buen vino blanco como puede ser el Viña Esmeralda 2011.

Colamos la quisquilla

Colamos la quisquilla

Realmente es más difícil explicarlo que hacerlo, es un proceso sencillo pero que si se hace mal provocará que no podamos pelar bien la quisquilla (si la cocemos demasiado pasará esto) o que esté salada (esto ocurre si le echamos la sal al agua en la que vamos a cocerlas, cosa que hace mucha gente).

Espero que disfrutéis de vuestra quisquilla cocida.

3 Responses to “Quisquilla cocida”

  1. bea says:

    Duespues de probar la quisquilla hecha de esta manera, descubrí cuanto me gustaba ¡¡Quiero quisquilla!!

  2. Rosa says:

    Las he hecho tal como explicas y me han salido riquísimas!!! Nunca me habían salido hasta hoy. Gracias!

    • Gracias a ti por seguir nuestro blog y probar a hacer las recetas que ponemos por aquí. Nos anima mucho tu comentario. Un saludo y gracias de nuevo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *