Hoy os voy a mostrar la “receta” de una tapa muy socorrida y fácil de realizar, aunque tendremos que hacerla a largo plazo. Lo que más me gusta de esta tapa es que puedes preparar una cantidad considerable y guardarla en el frigorífico durante mucho tiempo, y si un día tienes una visita inesperada, siempre tendrás algo un poco más original que la típica tapita de queso que acabas de cortar (sin desmerecer a ningún queso recién cortado, que están muy ricos).

Queso azul en aceite

Queso azul en aceite

Ingredientes:

  • Queso Azul, en este caso yo use Bergader
  • Aceite de oliva
  • Pimienta en grano
  • Orégano

Preparación:

Aquí viene lo más fácil. Lo único que tenemos que hacer es cortar el queso azul en trocitos cuadrados, yo use Bergader aunque podéis usar cualquier otro queso azul como el Roquefort, buque insignia de los quesos azules, con permiso del Cabrales claro está.

Una vez tenemos el queso cortado, lo ponemos en un tupper o recipiente similar donde podamos guardar el queso tapado, le echamos aceite de oliva hasta que cubramos el queso por completo, los granos de pimienta negra y una buena cantidad de orégano. Una vez tengamos el queso en el tupper con todos los ingredientes, solo nos queda guardarlo en el frigorífico y dejarlo reposar durante 2 o 3 semanas por lo menos.

Cuando nos hayamos comido todo el queso, siempre nos quedará algo de aceite en el tupper, el cual podemos aprovechar para volver a hacer la receta.

Algo a tener en cuenta es que cuanto mejores sean los ingredientes, mejor estará después. Esto que puede parecer obvio, a veces se olvida. Así que ya sabéis que cuanto mejor sea el aceite y el queso, más bueno estará.

2 Responses to “Queso azul en aceite”

  1. Todo un manjar para los amantes del queso fuerte francés. Me ha gustado mucho la receta y la pondré en práctica en cuanto pueda.

    • Nos alegra mucho que te haya gustado, no dudes en probarla porque está realmente buena y además lo puedes hacer con casi cualquier queso. Yo si veo que algún queso está empezando a enmohecerse, sin pensarlo mucho me pongo manos a la obra, lo limpio bien de moho, lo troceo y lo preparo según la receta y así me aguanta todo el tiempo que haga falta.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *