Moshi-Moshi (Murcia)

ESTE LOCAL HA CERRADO SUS PUERTAS

 

En nuestro afán de probar todos los restaurantes japoneses que se nos cruzan por el camino, este verano, mi mujer y yo nos acercamos a uno que no lleva demasiado tiempo abierto y que nos habían recomendado algunos amigos, el Moshi-Moshi.

Fachada Moshi-Moshi
Fachada Moshi-Moshi

Nada más entrar, se puede ver a la izquierda del local una barra en la cual elaboran el sushi al momento. La decoración del restaurante es bastante moderna y la iluminación es un pelín tenue, lo suficiente para crear una atmósfera agradable.

De primero nos trajeron Makis de langostino y Uramakis de queso cremoso y salmón. Ambos estaban ricos, pero especialmente los uramakis, que tenían una textura cremosa debida al queso que llevaban. Estos son las piezas de sushi más simple que nos pedimos, pero no defraudaron, el arroz estaba suficientemente compacto, el alga de masticaba muy bien y el sabor del conjunto estuvo más que correcto.

Makis de langostino y Uramakis de queso cremoso y salmón
Makis de langostino y Uramakis de queso cremoso y salmón

Poco después llegaron las Gyozas de carne, muy parecidas a las que sirven en el Enso Sushi, acompañadas de una salsa agridulce muy sabrosa. Las Gyozas nunca faltan cuando mi mujer y yo salimos a comer sushi, es un plato que nos encanta, y este en concreto es de los mejorcicos que nos hemos comido.

Gyozas
Gyozas

Tras las Gyozas llegaron los Nigiri Moshi-Moshi, para mi esta es de las mejores piezas de sushi que puedes tomar aquí. Estos Nigiris llevan salsa aojiso y salmón flambeado por encima. La textura del salmón era cremosa, se deshacía en la boca con facilidad y la salsa que llevaban los acompañaba de maravilla, estos Nigiris no los mojamos con la salsa de soja, ya que al ir con su propia salsa (aojiso), no le iba a quedar bien mojarlos con la soja, además el camarero nos lo advirtió al servirlos.

Lo siguiente que nos pusieron fueron los Nigiri Negitoro, que, si mal no recuerdo, consistía en un nigiri tipo gunkan con ventresca de atún raspada mezclada con cebolleta y rodeado con el alga de hacer los makis. Tenía un sabor fino y sutil, un bocado de los que no te agreden los sentidos, para mi es de lo mejor que tienen en el Moshi-Moshi, junto con el Nigiri Moshi-Moshi y el Uramaki Moshi-Moshi, el cual nos trajeron a continuación.

Y, por último antes del postre, sirvieron los Uramaki Moshi-Moshi, son muy similares a los Nigiri Moshi-Moshi, el pescado base es el salmón que va por fuera del uramaki y ligeramente flambeado, por dentro llevan langostino y pepino, y van regados, al igual que el Nigiri Moshi-Moshi con salsa aojiso.

Uramaki Moshi-Moshi y Nigiri Moshi-Moshi
Uramaki Moshi-Moshi

De postre yo me pedí las Delicias Canela, y, como su propio nombre indica, fueron una auténtica delicia. No era ni más no menos que leche frita rebozada en azúcar y canela y acompañada con helado de vainilla. Me encantaron y, además, el contraste frío calor entre la leche frita y el helado, le venía muy bien… Un auténtico placer. Poco más puedo decir, hay que probarlas.

Delicias Canela
Delicias Canela

El otro postre, el cual pidió mi mujer, fue el Bizcochos dos chocolates, con el cual tuvimos nuestros más y nuestros menos. Realmente, esperábamos algo distinto a lo que nos sirvieron, creíamos que nos iban a traer un bizcocho de chocolate blanco y otro de chocolate negro, y que estarían esponjosos, esa era la idea inicial. Pero lo que finalmente nos pusieron fueron un par de trozos de bizcocho seco, cada uno con un baño de chocolate distinto, uno blanco y el otro negro, y acompañados de una bola de helado de Mango, si mal no recuerdo. Cuando digo que el bizcocho estaba seco no me refiero a que se les haya secado por una mala conservación o que lo hayan hecho mal, ni nada parecido, es que lo hacen así, ya que si mal no recuerdo está inspirado en un tipo de bizcocho japonés que se hace de esta forma. Para la próxima ya lo sabemos :).

Bizcocho Dos Chocolates
Bizcocho Dos Chocolates

El servicio por parte de los camareros en esta ocasión fue muy bueno, aunque en otra ocasión posterior, en la cual mi mujer y yo fuimos con unos amigos, nos avasallaron poniéndonos toda la comida en la mesa prácticamente a la vez, algo que no me gusta nada y menos aún cuando te gastas una cierta cantidad de dinero en comer. Esto último creo que es algo que deben de cuidar mucho más, no concibo un buen restaurante en el que te sirvan de esta manera, si vas a comer en una barraca no hay problema, pero en un restaurante con cierta categoría ¡no!

El precio está bastante bien, una comida bastante copiosa con botella de vino y alguna cerveza ronda los 70€, teniendo en cuenta los precios de otros locales de comida japonesa y la calidad que podemos encontrar aquí, creo que es un precio más que correcto.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.