Las migas ruleras son un plato contundente típico de la Región de Murcia, y que en sus orígenes era una comida de “pobres” que se hacía con el pan duro que sobraba de días anteriores remojado en agua, para así poder aprovecharlo y lograr una comida bastante fuerte y calórica, debido sobre todo a los ingredientes derivados del cerdo que incluye.

Ingredientes (para 6 personas aprox.):

-1/4l de aceite de oliva

-1l de agua

-1kg harina de trigo

-300g de salchicha

-300g de longaniza

-200g de panceta

-8-10 morcillas

-Ajos

-Sal

Preparación:

Primero cogeremos el 1/4l de acetite, lo echamos todo en la sartén y lo calentamos. Una vez esté caliente el aceite procederemos a freír los ajos, la panceta, la salchicha, la longaniza y la morcilla (sin quitarle el hilo para que se rompan lo menos posible); iremos friendo cada ingrediente por separado del resto y reservándolos todos juntos en un plato o bol grande.

Friendo el tocino

Friendo el tocino

Friendo la salchicha

Friendo la salchicha

Friendo la longaniza

Friendo la longaniza

Cuando esté todo frito, debido a que habrá más aceite en la sartén del que teníamos cuando empezamos a freír los ingredientes, procederemos a quitar parte de este, dejando aproximadamente el mismo que había cuando empezamos, o sea, 1/4l de aceite más o menos.

Al aceite que hemos dejado le añadimos 1l de agua y lo llevamos a ebullición. En cuanto empiece a hervir le echamos 1kg de harina y la sal (aquí empieza lo duro), tras esto tendremos que remover hasta que todo el agua este mezclada con la harina formando una masa en la que ya no hay agua pero sí que quedan pequeños pegotes de harina; en ese punto tendremos que echar la masa a un lado, rascar la sartén para quitar la masa que esté pegada y echarle un poco de aceite (del que nos sobró después de freír el embutido y el ajo), repitiendo este proceso hasta que le hayamos echado aceite por toda la sartén, ayudando así a que la masa de las migas no se pegue. Procurad no echarle demasiado aceite puesto que si nos pasamos con el aceite las migas no se soltarán ni en 5 horas.

Empezando con la mezcla de las migas

Empezando con la mezcla de las migas

Amasando las migas

Amasando las migas

A partir de aquí todo es darle vueltas y más vueltas hasta que se suelten; cuando la masa empiece a soltarse, deberemos rectificarlas de sal. En cuanto se suelten le volvemos a echar los ingredientes que hemos frito al principio, para que se calienten y a comer se ha dicho.

Migas acabadas

Migas acabadas

Un fallo que cometimos al hacer estas migas fue que no compramos ñoras (pimiento chato típico de Murcia), la cuales le vienen muy bien a las migas. Si podéis disponer de ñoras lo único que tendréis que hacer es freírlas al principio junto con el embutido y con cuidado de no quemarlas ya que se tuestan con facilidad y se ponen negras, dando un sabor no muy agradable.

Si os sobran unas pocas migas y queréis tomar algo con un toque dulce, estas combinan muy bien con gran variedad de frutas como uva, naranja, granada, etcétera, o también con azúcar, chocolate y con casi cualquier comida dulce que se os ocurra.

Pues sin más que añadir, ya solo os queda probar a hacer unas buenas migas, pero, eso sí, en buena compañía y con un buen vino tinto como puede ser un Enterizo Reserva o un EVOL de Jumilla que le queda algo mejor.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.