Como estamos en pleno agosto y la mayoría de restaurantes están cerrados, mi mujer y yo decidimos salir a la búsqueda de algún local abierto por el centro de Murcia en el que poder cenar. Cuando ya habíamos dado unas cuantas vueltas sin encontrar nada que nos convenciera, nos topamos de casualidad con el restaurante La Mary del cual me habían hablado bastante bien y al que tenía muchas ganas de ir, por lo que sin pensarlo demasiado entramos para ver que nos podían ofrecer.

El restaurante está un poco escondido aunque ya se han preocupado ellos de poner un cartelito en una zona visible de una calle bastante más transitada para que no te los pases por alto, gracias a dicho cartel los encontramos nosotros.

Fachada del restaurante

Fachada del restaurante

La verdad es que el local me gustó mucho, la decoración está muy cuidada y se ve muy limpio y ordenado. En sus paredes se pueden encontrar platos decorativos, botellas, vasijas de cristal, etc; una de sus paredes es de pizarra y en ella podemos encontrar recetas escritas a tiza y las cuales van cambiando cada cierto tiempo.

Interior del local

Interior del local

Una vez ya sentados en la mesa nos encontramos con una carta muy interesante, variada y con unos precios muy buenos. Pudimos encontrar platos muy interesantes a unos precios bastante asequibles.

La mesa

La mesa

De entrante nos pedimos el tartar de salmón con helado de mostaza a la antigua, un plato simple, rico y fresco, esto último se agradece mucho en esta época del año. Además del propio tartar de salmón y del helado de mostaza, en el plato venían tres pequeños picatostes con ikura (huevas de salmón) y cebollino, lo cierto es que la presentación del tartar nos gustó mucho y el sabor más aún. Para repetir.

Tartar de salmón con helado de mostaza a la antigua

Tartar de salmón con helado de mostaza a la antigua

Para seguir trajeron la coca de ventresca escabechada al romero con tomate confitado, la presentación del plato es distinta a la que esperábamos ya que en lugar de venir presentada a modo de empanada, venían todos los ingredientes encima de la masa, cosa que favorece que la cantidad de estos sea bastante generosa. La ventresca estaba muy buena, se notaba que el escabechado era casero, algo muy de agradecer, y el tomate confitado más de lo mismo. Además es un plato con una relación calidad precio muy buena.

Coca de ventresca escabechada al romero con tomate confitado

Coca de ventresca escabechada al romero con tomate confitado

Como platos principales nos pedimos el rissoto de ceps con parmesano y trufa y el tataki de atún con aguacate, mango y salsa teriyaki. Ambos platos nos encantaros pero el rissoto estuvo por encima del tataki, el cual a mi por lo menos me defraudó un poco ya que las salsas que lo acompañaban me resultaron un pelín dulzonas, lo que no quiere decir nada realmente ya que a cualquier otra persona esas salsas le pueden encantar, quizás el problema es que esperaba algo similar al tataki que sirven en Keki tapería que si no me equivoco le han cambiado el nombre a Keki chef. En cuanto al rissoto como he dicho antes nos estuvo muy bueno con el grano de arroz en su punto, al igual que la cremosidad.

Rissoto de ceps con parmesano y trufa

Rissoto de ceps con parmesano y trufa

Tataki de atún con aguacate, mango y salsa teriyaki

Tataki de atún con aguacate, mango y salsa teriyaki

Llegada la hora de los postres tuvimos un gran dilema puesto que normalmente nos pedimos uno a compartir pero en esta ocasión había tantos postres que nos atraían que no pudimos ponernos de acuerdo para elegir solo uno, así que tuvimos que pedir dos que fueron la copa para fanáticos del chocolate y la espuma de yogur griego con chutney de mango. Como era de esperar el postre de chocolate se lo pidió mi mujer que es una auténtica fanática del chocolate y la espuma de yogur la pedí yo ya que me encantan los sabores ácidos en los postres y este cumplió plenamente con mis expectativas cuando volvamos creo que volverá a caer otro de estos. Mi mujer me dio a probar la copa de chocolate que llevaba chocolate fondant, helado de chocolate blanco, brownie y choco krispis y estaba espectacular, para mi lo mejor era ese toque crujiente que le daban los choco krispis, realmente fue una inclusión muy acertada. Chapó para ambos postres.

Espuma de yogur griego con chutney de mango

Espuma de yogur griego con chutney de mango

Copa para fanáticos del chocolate

Copa para fanáticos del chocolate

El servicio fue genial, estuvieron muy atentos y la cadencia de platos fue perfecta dejando un pequeño lapso de tiempo entre plato y plato para retomar fuerzas y charlar tranquilamente. En cuanto al precio, 50€ redondeando hacia arriba, creo que fue muy bueno teniendo en cuenta todo lo que pedimos, tanto de comida como de bebida.

Podéis encontrar el restaurante La Mary en:
Calle de González Adalid 13, 30001 Murcia
Teléfono: 968 21 36 46
Correo electrónico: murcia@lamaryrestaurant.com
Web
Facebook
Twitter

2 Responses to “La Mary (Murcia)”

  1. Vaya mano que tienen en La Mary para los postres…
    Ozú!!!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *