Hacía mucho tiempo que mi mujer y yo queríamos ir al Gastrobar Sexto Sentido de Albacete aunque por una razón o por otra lo íbamos postergando, pero estás navidades logramos hacer un hueco en la apretada agenda de compromisos familiares típicos de esta época y pudimos acercarnos a cenar.

Fachada del Gastrobar Sexto Sentido

Fachada del Gastrobar Sexto Sentido

Interior del Gastrobar Sexto Sentido

Interior del Gastrobar Sexto Sentido

Se trata de un local moderno, situado en una zona muy céntrica de Albacete a la que suelen ir a tapear los albaceteños, ya que por allí abundan los bares de tapas. Nada más entrar nos topamos con una barra bien hermosa a la derecha y con el comedor a la izquierda, el cual está más o menos separado por unas estanterías de la zona de barra.

Pan calentico

Pan calentico

Nada más pedir nos trajeron, como aperitivo mientras esperábamos la comida, unas salchichas con mostaza a la miel y sobre una cama de lechuga, una tapita bastante apañada para amenizar la espera.

Aperitivo

Aperitivo

De primero nos trajeron unas croquetas de jamón y de bacalao, que nos dejaron sensaciones dispares: las de jamón estaban muy pero que muy buenas tanto en sabor como en cremosidad y textura, pero las de bacalao no tanto, ya que no se distinguía el sabor a bacalao por ningún sitio y estaban algo más secas que las de jamón.

Croquetas de jamón y de bacalao

Croquetas de jamón y de bacalao

Para continuar nos trajeron el calamar grillado con salsa de ostras, praliné de cacahuete y lima, este plato nos gustó bastante, a pesar de ser completamente distinto a cualquier otro calamar en salsa que hayamos probado, es un plato muy curioso de probar, sobre todo si te gusta encontrar sabores nuevos.

Calamar grillado, salsa de ostras, praliné de cacahuetes y lima

Calamar grillado, salsa de ostras, praliné de cacahuetes y lima

Tras el calamar nos sirvieron unas patatas rotas con crema de queso manchego y un toque de Cabrales, que nos encantaron en todos los sentidos, además a nosotros tanto el queso manchego como el Cabrales nos gustan mucho, cosa que ayuda bastante ya que el sabor de ambos está bastante presente.

Patatas rotas con crema de queso manchego y un toque de cabrales

Patatas rotas con crema de queso manchego y un toque de cabrales

Y para terminar le tocó el turno a la pluma de cerdo ibérico que vino acompañada de la misma salsa de mostaza que llevaban las salchichas del aperitivo y sobre una cama de patatas rotas, en este punto fue en el que nos dimos cuenta de que iban a ser demasiadas patatas rotas para una misma cena jeje, pero al final cayeron todas. La carne estaba hecha en su punto y muy tierna, aunque nada que no hubiéramos probado antes.

Pluma de cerdo ibérico

Pluma de cerdo ibérico

Y, ya por último, nos pedimos de postre el volcán de chocolate, tierra de algarroba y helado de fresa, no somos muy de pedir coulants pero ese día nos apetecía chocolate y nos decantamos por este. Nada que objetar al postre, era justo lo que esperábamos: mucho chocolate y muy bueno.

Volcán de chocolate, tierra de algarroba y helado de cacao

Volcán de chocolate, tierra de algarroba y helado de cacao

El servicio por parte del camarero fue muy bueno, en todo momento estuvo atento y amable con nosotros, y además nos aconsejo en todo lo que pudo.

No me acuerdo muy bien de cual fue el precio pero creo que rondó los 55-60€, si mal no recuerdo, un precio más que razonable para todo lo que pedimos, que fue bastante, y para la calidad de la comida.

Si pasáis por Albacete, o vivís allí, y queréis probar algo diferente a los bares típicos de la zona, no lo dudéis y pasad por el Gastrobar Sexto Sentido, que creo que no os vais a arrepentir.

Podéis encontrar el Gastrobar Sexto Sentido en:
Calle Tejares, 28, 02002 Albacete
Teléfono: 967 247 333
Web: www.gastrobarsextosentido.com
Youtube 
Facebook

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *