Si hay una comida que me gusta, esa es la Fabada Asturiana, a pesar de sus sonoros y a veces olorosos efectos secundarios.

Aún me acuerdo cuando fui por primera vez a Asturias, yo tenía unos 12 años y me pasé 5 días comiendo y cenando Fabada; lo único malo es que perdí la oportunidad de probar otras comidas que tan bien saben hacer por aquellos lares, no se puede tener todo.

Bueno, voy a dejarme de introducción histórica en mi pasión por la fabada y vamos al lío. Esta receta la aprendí hace poco cuando estuve ayudando a mi madre a hacerla. Sólo os puedo decir que salió ¡rica rica!

Ingredientes (4 personas):

  • 1 Cebolla
  • Tomate frito
  • Pimentón dulce
  • Aceite
  • Azafrán
  • 2 Pastillas de caldo (carne o pollo)
  • 2 Botes grandes de alubias cocidas
  • 1 Compango para fabada (chorizo, morcilla y tocino)

Preparación:

Cogemos una olla y le echamos aceite hasta justo cubrir el fondo.

Le añadimos la cebolla picada y la sofreímos hasta que empiece a dorarse.

Después le echamos un par de cucharadas generosas de tomate frito y lo sofreímos todo durante un par de minutos.

Añadimos una cucharada sopera de pimentón dulce y seguidamente un vaso de agua, para evitar que el pimentón dulce se nos queme.

Cogemos el sofrito que tenemos y lo batimos, si tenéis un robot de cocina tipo thermomix, este proceso será mucho más fácil y cómodo.

Lavamos bien las alubias con ayuda de una escurridera, para quitarles el líquido que llevan en el bote, y las echamos en la olla junto con el sofrito, el chorizo, la morcilla y el tocino.

Lo cubrimos todo con agua, y le echamos las 2 pastillas de caldo y unas 3 hebras de azafrán.

Cerramos la olla a presión y, en cuanto suba la válvula, lo dejamos cocer durante 10 minutos. Cuando pasen los 10 minutos apartamos la olla y dejamos que se enfríe.

Una vez abramos la olla, probamos la fabada y si fuera necesario rectificaremos de sal, aunque al llevar las dos pastillas de caldo es muy posible que no haga falta echarle, de hecho yo no le añadí nada de sal. Para terminar, dejamos cocer la fabada durante unos 3 minutos más, con la olla abierta.

Ya solo nos falta dejarla reposar durante un día y proceder a comernos un buen plato de fabada, acompañada de un buen vino tinto como el 3 Fincas Crianza del Castillo de Perelada, que anteriormente comentamos en el blog.

Como podéis ver, la receta es muy fácil de hacer, si yo he sido capaz, cualquiera que se lo proponga puede hacer una buena fabada. Quizás la receta no sea fiel a las que se hacen por Asturias, pero os puedo asegurar que sale para chuparse los dedos.

3 Responses to “Fabada Asturiana”

  1. A ver si la semana que viene me animo y me pongo al tema! Qué buena pinta!

    • Arybe says:

      Pues ánimo, que está ¡rica rica!
      A mi me queda fabada en casa para dos personas y creo que hoy acabaré con ella.

    • JUANA says:

      Creo que probaré a hacer esa receta de fabada.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *