Hace unos días mi mujer y yo fuimos al restaurante El Girasol, un restaurante vegetariano al que teníamos muchas ganas de ir ya que nos lo habían recomendado varios amigos y, además, tenía muy buenas opiniones en distintas páginas web.

Fachada

Fachada

Interior

Interior

El local es bastante pequeño, por lo que es muy aconsejable reservar mesa, sobre todo si tenéis pensado ir en fin de semana. Cuando fuimos nosotros tenían una pequeña exposición de cuadros en las paredes, que además estaban a la venta, algo muy interesante, ya que algunos de los cuadros expuestos eran realmente buenos.

La carta no es demasiado extensa, pero, a pesar de ello, resulta difícil elegir puesto que todos los platos eran la mar de interesantes.

De entrantes nos trajeron en primer lugar unas mini tartaletas de puerros y espárragos con queso vegano de anacardos, un plato vegano, por lo que no lleva ni huevo, ni leche, ni derivados de estos, lo cual no fue en contra de que nos encontrásemos ante un plato muy bueno y sabroso, que nos me encantó, con tiene un sabor fino que merece la pena disfrutar.

mini tartaletas de puerros y espárragos con queso vegano de anacardos

mini tartaletas de puerros y espárragos con queso vegano de anacardos

Tras las mini tartaletas llegaron las delicias filo de berenjena a la parmesana, una auténtica maravilla de entrante, solo tienen una cosa mala: que se acaban :). Si pasáis por El Girasol no podéis dejar de probarlas, no tengo palabras para describirlas. Después de las delicias de berenjena el resto de platos que pedimos no llegaron a su nivel.

Delicias filo de berenjena a la parmesana

Delicias filo de berenjena a la parmesana

Como primer plato fuerte no pedimos el chop suey de tallarines, verdurita y shiitake, otro plato vegano con un sabor muy particular debido a que la salsa tiene un toque asiático muy distinto a lo que podemos encontrar en los sabores del Mediterráneo. Al principio no me gustaron demasiado aunque conforme le vas cogiendo el gusto a la salsa, el plato va entrando mejor. Es un plato distinto que creo que os puede merecer la pena probar, sobre todo si os gustan la cocina asiática o tenéis curiosidad por probar platos distintos a lo habitual.

Chop suey de tallarines, verdurita y shiitake

Chop suey de tallarines, verdurita y shiitake

Como último plato principal le tocó el turno a los canelones de espinacas y champiñón, para mi gusto les faltaba algo, son muy suaves y con un sabor quizás demasiado efímero, me dejaron un poco indiferente, creo que a pesar de no llevar carne, se podrían hacer algo más sabrosos. Creo que este es uno de los platos que probablemente no volvería a pedir, esperaba algo más de ellos.

De postre mi mujer se pidió un flan de chocolate con una especie de cereales bañados en distintos tipos de chocolates, que estaba de muerte y tenía un sabor a chocolate puro que es una delicia para los amantes de este. Yo me pedí el yogur indio que venia cubierto con una salsa de pistachos, tenía un sabor ácido que junto con el de los pistachos hacía una mezcla que a mi personalmente me encanta. Dos muy buenos postres con los que no vais a fallar si los pedís, ya dependerá un poco de vuestras preferencias a la hora del postre.

Flan de chocolate

Flan de chocolate

Yogur Indio

Yogur Indio

La atención de la camarera fue excepcional, nos explicó cómo estaba hecho cada uno de los platos por los que le preguntamos y además la chica fue muy simpática en todo momento. Como dato curioso en la mesa de al lado estaba Joaquín Reyes cenando con su pareja.

El precio de la cena con un par de cervezas y otro par de copicas de vino fue de unos 43€, un precio bastante bueno y adecuado a la comida que puedes tomar en El Girasol ¡¡Volveremos!!

Podéis encontrar el restaurante El Girasol en:
Calle San José Nº22 – 30.003 (Murcia)
Teléfono: 968 21 72 35
Facebook: Restaurante El Girasol

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *