Desde siempre me han gustado mucho los chorizos al vino, cada vez que veo en la carta de un bar o restaurante chorizos al vino o algún plato similar, no me puedo resistir y los tengo que pedir para hincarles el diente.

Tras probar muchas recetas de internet y otras tantas de cosecha propia, finalmente di con la receta que más me ha convencido y más le ha gustado a mi familia y amigos, y es la que os voy a contar hoy.

Como podréis ver en la lista de los ingredientes, he señalado marcas y lugares de compra concretos, cosa que no suelo hacer normalmente, pero he hecho está recetas con chorizos, vinos y mostazas de Dijon de otras marcas, y os puedo asegurar que si variáis alguno de los ingredientes lo notaréis en el resultado final, aunque si no habéis probado antes la fórmula original, no os daréis cuenta, claro está. Me dejo de milongas para no dormir y vamos al lío.

Ingredientes:

  • 6 Chorizos magros (Mercadona)
  • 1l Vino Blanco Casón Historico (Mercadona)
  • Mostaza de Dijon Maille
  • 1-2 Cebollas
  • Sal

Preparación:

Primero echamos los chorizos troceados en una sartén que sea bastante grande.

Chorizos troceados haciendose

Cuando los chorizos estén dorados y hayan soltado bastante grasa, los apartamos dejando la grasa en la sartén, la cual usaremos para hacer la cebolla, en lugar de usar aceite de oliva. Si vemos que hay demasiada grasa, quitamos el exceso de la misma.

Sacamos los chorizos

Cortamos la cebolla en brunoise o en juliana, como más nos guste, la echamos en la sartén, le añadimos un poco de sal y la sofreímos hasta pocharla. Debido a la grasa del chorizo, la cebolla cogerá un color rojizo de los más apetecible.

Añadimos la cebolla

Una vez pochada la cebolla, volvemos a añadir los chorizos y le damos un par de vueltas a la mezcla.

Añadimos los chorizos

Tras esto, procedemos a vaciar el litro entero de vino blanco en la sartén, por eso hemos dicho de usar una sartén grande al principio, aunque también podemos usar una olla mediana.

Añadimos el vino

Cuando empiece a hervir, le añadimos 3-4 cucharadas generosas de mostaza de Dijon, aproximadamente 1/3 del bote, y un poco de sal. A partir de aquí solo queda esperar a que el vino de reduzca y se quede una salsa bastante espesa, suele tardar una media hora aproximadamente, según lo fuerte que pongáis el fuego.

Añadimos la mostaza

Ya solo queda echar los chorizos wine&dijon en un plato, preparar una buena barra de pan y disfrutar de ellos, pero siempre en buena compañía.

Chorizos terminados

PD: A mi me gusta encontrar los trocitos de cebolla, pero si queréis o sabéis que hay alguien al que no le gusta demasiado la cebolla, podéis sacar los chorizos y batir la salsa junto con la cebolla, de esta forma, también lograreis que la salsa quede más espesa todavía.

Variantes:

Yo hago un par de variantes de la receta original, que es la que acabáis de leer.

La primera variante sería echarle un par de cucharadas de queso de untar, un poco antes de que termine de reducir el vino, dándole así una textura mas cremosa.

Y la segunda es haciendo la misma receta pero con salchichas en lugar de chorizos, en este caso la salsa final queda un poco más “insulsa” que con los chorizos, así que yo le suelo añadir un poco de sobrasada, a la vez que echo la mostaza de Dijon, la cual al deshacerse le da un toque muy bueno a la receta.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *