content top

Ensalada templada de canónigos con gulas

Ensalada templada de canónigos con gulas

Hoy os voy a escribir la receta de una ensalada que se hace de vez en cuando mi mujer para cenar. Lo mejor de la ensalada de canónigos es lo fácil y rápido que se hace (como la mayoría de las ensaladas), pero además de estas virtudes que acabo de mencionar, la ensalada de hoy es más sabrosa de lo que suelen ser las ensaladas en general y para ello no recurre a ninguna salsa añadida (tipo mahonesa, salsa rosa, etc.). Sin más que añadir os dejo con la susodicha ensalada. Ingredientes: 150-200g de gulas aprox. 2 o 3 cayenas Bolsa de canónigos 1 diente de ajo 3 palitos de mar Aceite Sal Preparación: Antes de empezar con la receta decir que las cantidades son para una persona más o menos, considerando la ensalada como plato único de cena. En una sartén con un poquito de aceite echamos el ajo troceado, las gulas, la cayena y una pizca de sal. Cuando esté a medio hacer añadimos los palitos de mar cortados a trocitos. Mientras tanto, en un bol echamos los canónigos, y cuando las gulas estén terminadas lo introducimos todo en el bol y lo mezclamos con los canónigos. Yo no le echo más aceite ni sal porque me parece suficiente la que echo a la sartén, aunque se puede añadir más a gusto del consumidor. Espero que os guste la ensalada y que disfrutéis degustándola.   Compártelo:FacebookTwitterGoogleCorreo...

Leer más

Garbanzos con cabeza de lomo

Garbanzos con cabeza de lomo

Hace ya bastante tiempo que sigo el Blog de Falsarius Chef, este ingenioso y simpático chef impostor (como él diría) hace recetas fáciles con ingredientes de supermercado. La mayoría de sus recetas se basan en usar productos enlatados o en conserva y enmascararlos para que engañen al comensal, haciéndose pasar por productos/recetas más elaborados de lo que realmente son. Hace unas tres semanas, más o menos, el señor Falsarius publicó una receta de garbanzos con costillas que me pareció extremadamente interesante, ya que lo más difícil que tenía la receta era enchufar el horno. Así que me decidí a probar pero con unas pequeñas modificaciones, puesto que no disponía de esos ingredientes y no había ganas de salir a comprar. Ingredientes (2-3 personas): 300-400g de cabeza de lomo 1 Bote de garbanzos cocidos grande 1 Sobre de Directo al horno “Hierbas provenzales” o similar (yo use el de Maggi) 1 Lata de cebolla frita pequeña 1 o 2 Patatas (según su tamaño) Preparación: Primeramente realizaremos la maniobra más difícil, tenemos que enchufar el horno a 200ºC para que se vaya calentando. Pelamos las patatas y las cortamos a cuadritos o como prefiramos. Troceamos la cabeza de lomo, yo hice trozos bastante grandes, como podréis observar en la foto que adjunto; yo use la cabeza de lomo que venden en Mercadona, que va envuelta en una malla. Abrimos el bote de garbanzos, les quitamos el liquido y los lavamos con un colador grande debajo del grifo. Una vez tengamos todos los ingredientes preparados, los metemos todos en un bol grande junto con la lata pequeña de cebolla frita, les echamos el contenido del sobre de Directo al horno y mezclamos bien todos los ingredientes. Cuando lo tengamos todo bien mezclado, lo metemos en la bolsa de plástico que viene con el sobre de Directo al horno y, valga la redundancia, lo metemos al horno durante una 1h-1h15min mas o menos, ya dependerá de la potencia de vuestro horno y de como de hecha os guste la comida. Ya solo queda sacar nuestros garbanzos con cabeza de lomo del horno y echarlos al plato para ser inmediatamente devorados. Variantes: Aquí hemos usado productos en conserva como los garbanzos cocidos y la cebolla frita, pero podemos cocer unos garbanzos y freír nosotros mismos una cebolla. Así probablemente mejorara pero os aseguro que no es necesario, puesto que está rico rico con la receta tal cual os he explicado. Otras posibles variantes podrían ser el cambio de la cabeza de lomo por otro tipo de carne como: muslos de pollo, costillas de cerdo, carrilleras, etc. También podemos usar un sobre de Directo al Horno diferente, ya que hay una amplia variedad, y...

Leer más

Migas ruleras (Murcianas)

Migas ruleras (Murcianas)

Las migas ruleras son un plato contundente típico de la Región de Murcia, y que en sus orígenes era una comida de “pobres” que se hacía con el pan duro que sobraba de días anteriores remojado en agua, para así poder aprovecharlo y lograr una comida bastante fuerte y calórica, debido sobre todo a los ingredientes derivados del cerdo que incluye. Ingredientes (para 6 personas aprox.): -1/4l de aceite de oliva -1l de agua -1kg harina de trigo -300g de salchicha -300g de longaniza -200g de panceta -8-10 morcillas -Ajos -Sal Preparación: Primero cogeremos el 1/4l de acetite, lo echamos todo en la sartén y lo calentamos. Una vez esté caliente el aceite procederemos a freír los ajos, la panceta, la salchicha, la longaniza y la morcilla (sin quitarle el hilo para que se rompan lo menos posible); iremos friendo cada ingrediente por separado del resto y reservándolos todos juntos en un plato o bol grande. Cuando esté todo frito, debido a que habrá más aceite en la sartén del que teníamos cuando empezamos a freír los ingredientes, procederemos a quitar parte de este, dejando aproximadamente el mismo que había cuando empezamos, o sea, 1/4l de aceite más o menos. Al aceite que hemos dejado le añadimos 1l de agua y lo llevamos a ebullición. En cuanto empiece a hervir le echamos 1kg de harina y la sal (aquí empieza lo duro), tras esto tendremos que remover hasta que todo el agua este mezclada con la harina formando una masa en la que ya no hay agua pero sí que quedan pequeños pegotes de harina; en ese punto tendremos que echar la masa a un lado, rascar la sartén para quitar la masa que esté pegada y echarle un poco de aceite (del que nos sobró después de freír el embutido y el ajo), repitiendo este proceso hasta que le hayamos echado aceite por toda la sartén, ayudando así a que la masa de las migas no se pegue. Procurad no echarle demasiado aceite puesto que si nos pasamos con el aceite las migas no se soltarán ni en 5 horas. A partir de aquí todo es darle vueltas y más vueltas hasta que se suelten; cuando la masa empiece a soltarse, deberemos rectificarlas de sal. En cuanto se suelten le volvemos a echar los ingredientes que hemos frito al principio, para que se calienten y a comer se ha dicho. Un fallo que cometimos al hacer estas migas fue que no compramos ñoras (pimiento chato típico de Murcia), la cuales le vienen muy bien a las migas. Si podéis disponer de ñoras lo único que tendréis que hacer es freírlas al principio junto...

Leer más

Pollo al curry

Pollo al curry

Mi mujer y yo somos unos apasionados de la comida hindú, y hemos ido probando distintos restaurantes hindúes y, también, distintas recetas de comida hindú que hemos encontrado por internet. Tras mucho investigar y probar, hemos llegado a una receta propia de pollo al curry, que nos gusta y que es, dentro de lo que cabe, bastante fácil y rápida de hacer, aunque, esta no es una receta de comida hindú propiamente dicha, ya que está bastante españolizada y hecha a nuestro gusto (al de mi mujer y al mío, claro está :)). Ingredientes: 1/2 cabeza de ajos o 1 entera si os gusta más picante 1 cebolla 300g de pechuga o muslo de pollo deshuesado, lo que más os guste 2 yogures de coco desnatados 2 cucharadas de tomate frito 1/4l de leche desnatada curry aceite sal Preparación: Primeramente cogemos la cabeza de ajos, ya sea entera o media, la envolvemos en papel aluminio y la metemos al horno unos 15 minutos a 180-200º, el horno deberá de estar precalentado ya a esa temperatura. Mientras se hace el ajo, troceamos el pollo, ya sea la pechuga o el muslo, y lo ponemos en un tuper. Tras esto le añadimos al pollo un poco de aceite, removiendo para que todo el pollo se empape bien, y el curry, de manera que toda la carne quede envuelta con este último. Seguidamente añadimos tanto los dos yogures de coco como la cabeza de ajos asada y sin pieles, claro está. Mezclamos todo bien para que todo quede lo más homogéneo posible y lo metemos tapado al frigorífico durante unas 10-15h, yo lo que hago es que la preparo el día de antes en un rato libre y me lo como al día siguiente, ya sea para comer como para cenar, según me pille el hambre y sin mirar demasiado el tiempo que lleva el pollo marinandose, ese tiempo lo tomo un poco como guía pero no lo llevo a rajatabla. Una vez que el pollo haya pasado más o menos el tiempo necesario marinándose, procedemos a darle los últimos toques a nuestro pollo al curry. Ponemos la sartén al fuego, añadimos un poco de aceite, la cebolla cortada en juliana o en brunoise, como más os guste, y un poco de sal. Cuando la cebolla empiece a ponerse transparente, le añadimos una cucharada sopera de curry y lo cocinamos un poco para que la cebolla coja el sabor y el color de este. Tras esto añadimos un par de cucharadas soperas de tomate frito, removemos y cocinamos un par de minutos. Ahora echamos el pollo que teníamos marinando junto con la marinada al completo y añadimos...

Leer más

Fabada Asturiana

Fabada Asturiana

Si hay una comida que me gusta, esa es la Fabada Asturiana, a pesar de sus sonoros y a veces olorosos efectos secundarios. Aún me acuerdo cuando fui por primera vez a Asturias, yo tenía unos 12 años y me pasé 5 días comiendo y cenando Fabada; lo único malo es que perdí la oportunidad de probar otras comidas que tan bien saben hacer por aquellos lares, no se puede tener todo. Bueno, voy a dejarme de introducción histórica en mi pasión por la fabada y vamos al lío. Esta receta la aprendí hace poco cuando estuve ayudando a mi madre a hacerla. Sólo os puedo decir que salió ¡rica rica! Ingredientes (4 personas): 1 Cebolla Tomate frito Pimentón dulce Aceite Azafrán 2 Pastillas de caldo (carne o pollo) 2 Botes grandes de alubias cocidas 1 Compango para fabada (chorizo, morcilla y tocino) Preparación: Cogemos una olla y le echamos aceite hasta justo cubrir el fondo. Le añadimos la cebolla picada y la sofreímos hasta que empiece a dorarse. Después le echamos un par de cucharadas generosas de tomate frito y lo sofreímos todo durante un par de minutos. Añadimos una cucharada sopera de pimentón dulce y seguidamente un vaso de agua, para evitar que el pimentón dulce se nos queme. Cogemos el sofrito que tenemos y lo batimos, si tenéis un robot de cocina tipo thermomix, este proceso será mucho más fácil y cómodo. Lavamos bien las alubias con ayuda de una escurridera, para quitarles el líquido que llevan en el bote, y las echamos en la olla junto con el sofrito, el chorizo, la morcilla y el tocino. Lo cubrimos todo con agua, y le echamos las 2 pastillas de caldo y unas 3 hebras de azafrán. Cerramos la olla a presión y, en cuanto suba la válvula, lo dejamos cocer durante 10 minutos. Cuando pasen los 10 minutos apartamos la olla y dejamos que se enfríe. Una vez abramos la olla, probamos la fabada y si fuera necesario rectificaremos de sal, aunque al llevar las dos pastillas de caldo es muy posible que no haga falta echarle, de hecho yo no le añadí nada de sal. Para terminar, dejamos cocer la fabada durante unos 3 minutos más, con la olla abierta. Ya solo nos falta dejarla reposar durante un día y proceder a comernos un buen plato de fabada, acompañada de un buen vino tinto como el 3 Fincas Crianza del Castillo de Perelada, que anteriormente comentamos en el blog. Como podéis ver, la receta es muy fácil de hacer, si yo he sido capaz, cualquiera que se lo proponga puede hacer una buena fabada. Quizás la receta no sea fiel...

Leer más
content top