content top

Bogavante cocido

Bogavante cocido

Tras el éxito que está teniendo la receta de la Quisquilla cocida que publicamos hace ya un tiempo, hoy vamos a preparar otro crustáceo aunque de mayores dimensiones: bogavante cocido. Cocer un bogavante es más fácil de lo que se piensa, eso si no os tiene que dar “cosa” el hecho de meter al bicho en la olla vivo. Ingredientes: El bogavante o bogavantes. Agua Sal Cubitos de hielo Preparación: Lo primero es coger la olla mas grande que tengáis, al decir grande me refiero sobre todo a la altura de la misma, para evitar así que el bogavante pueda salirse de la olla. Llenamos la olla con agua del grifo, hasta una altura que sea suficiente para cubrir al crustáceo que hayamos comprado, el que teníamos nosotros rondaba el medio kilo, más que suficiente para dos personas. Metemos el bogavante en la olla antes de ponerla al fuego, o sea, con el agua fría. Una vez hecho esto, ponemos la olla al fuego y, en el caso de que esta no sea muy alta, os recomiendo que la tapéis y sujetéis la tapa para evitar que el bogavante se salga o que salpique agua por toda la cocina. Ahora solo queda esperar a que el agua empiece a hervir y, en cuanto esto suceda, tenemos que dejar el bogavante tres minutos más con el agua en ebullición. Mientras se va cociendo el bogavante preparamos otra olla o recipiente grande con agua, mucha sal (un buen puñado de ella) y mucho hielo; os aconsejo que disolváis la sal antes de echarle el hielo porque si no os va a resultar muy complicado que se disuelva bien. Una vez haya terminado de cocerse el bogavante, los sacamos de la olla, lo metemos directamente al recipiente que tengamos preparado con el hielo y ahí lo dejamos reposar un rato hasta que este se enfríe. Ahora solo nos queda pelearnos, literalmente, con el bogavante para poder pelarlo y, claro está, así poder hincarle el diente. Os aconsejo que guardéis todo lo que os sobre de pelar el bichejo y parte del caldo de cocción del mismo (un litro o litro y medio), ya que con eso se puede cocinar un buen caldo para hacer más adelante un buen arroz y bogavante, un arroz y marisco o similar. Compártelo:FacebookTwitterGoogleCorreo...

Leer más

Ensalada templada de canónigos con gulas

Ensalada templada de canónigos con gulas

Hoy os voy a escribir la receta de una ensalada que se hace de vez en cuando mi mujer para cenar. Lo mejor de la ensalada de canónigos es lo fácil y rápido que se hace (como la mayoría de las ensaladas), pero además de estas virtudes que acabo de mencionar, la ensalada de hoy es más sabrosa de lo que suelen ser las ensaladas en general y para ello no recurre a ninguna salsa añadida (tipo mahonesa, salsa rosa, etc.). Sin más que añadir os dejo con la susodicha ensalada. Ingredientes: 150-200g de gulas aprox. 2 o 3 cayenas Bolsa de canónigos 1 diente de ajo 3 palitos de mar Aceite Sal Preparación: Antes de empezar con la receta decir que las cantidades son para una persona más o menos, considerando la ensalada como plato único de cena. En una sartén con un poquito de aceite echamos el ajo troceado, las gulas, la cayena y una pizca de sal. Cuando esté a medio hacer añadimos los palitos de mar cortados a trocitos. Mientras tanto, en un bol echamos los canónigos, y cuando las gulas estén terminadas lo introducimos todo en el bol y lo mezclamos con los canónigos. Yo no le echo más aceite ni sal porque me parece suficiente la que echo a la sartén, aunque se puede añadir más a gusto del consumidor. Espero que os guste la ensalada y que disfrutéis degustándola.   Compártelo:FacebookTwitterGoogleCorreo...

Leer más

Garbanzos con cabeza de lomo

Garbanzos con cabeza de lomo

Hace ya bastante tiempo que sigo el Blog de Falsarius Chef, este ingenioso y simpático chef impostor (como él diría) hace recetas fáciles con ingredientes de supermercado. La mayoría de sus recetas se basan en usar productos enlatados o en conserva y enmascararlos para que engañen al comensal, haciéndose pasar por productos/recetas más elaborados de lo que realmente son. Hace unas tres semanas, más o menos, el señor Falsarius publicó una receta de garbanzos con costillas que me pareció extremadamente interesante, ya que lo más difícil que tenía la receta era enchufar el horno. Así que me decidí a probar pero con unas pequeñas modificaciones, puesto que no disponía de esos ingredientes y no había ganas de salir a comprar. Ingredientes (2-3 personas): 300-400g de cabeza de lomo 1 Bote de garbanzos cocidos grande 1 Sobre de Directo al horno “Hierbas provenzales” o similar (yo use el de Maggi) 1 Lata de cebolla frita pequeña 1 o 2 Patatas (según su tamaño) Preparación: Primeramente realizaremos la maniobra más difícil, tenemos que enchufar el horno a 200ºC para que se vaya calentando. Pelamos las patatas y las cortamos a cuadritos o como prefiramos. Troceamos la cabeza de lomo, yo hice trozos bastante grandes, como podréis observar en la foto que adjunto; yo use la cabeza de lomo que venden en Mercadona, que va envuelta en una malla. Abrimos el bote de garbanzos, les quitamos el liquido y los lavamos con un colador grande debajo del grifo. Una vez tengamos todos los ingredientes preparados, los metemos todos en un bol grande junto con la lata pequeña de cebolla frita, les echamos el contenido del sobre de Directo al horno y mezclamos bien todos los ingredientes. Cuando lo tengamos todo bien mezclado, lo metemos en la bolsa de plástico que viene con el sobre de Directo al horno y, valga la redundancia, lo metemos al horno durante una 1h-1h15min mas o menos, ya dependerá de la potencia de vuestro horno y de como de hecha os guste la comida. Ya solo queda sacar nuestros garbanzos con cabeza de lomo del horno y echarlos al plato para ser inmediatamente devorados. Variantes: Aquí hemos usado productos en conserva como los garbanzos cocidos y la cebolla frita, pero podemos cocer unos garbanzos y freír nosotros mismos una cebolla. Así probablemente mejorara pero os aseguro que no es necesario, puesto que está rico rico con la receta tal cual os he explicado. Otras posibles variantes podrían ser el cambio de la cabeza de lomo por otro tipo de carne como: muslos de pollo, costillas de cerdo, carrilleras, etc. También podemos usar un sobre de Directo al Horno diferente, ya que hay una amplia variedad, y...

Leer más

Queso azul en aceite

Queso azul en aceite

Hoy os voy a mostrar la “receta” de una tapa muy socorrida y fácil de realizar, aunque tendremos que hacerla a largo plazo. Lo que más me gusta de esta tapa es que puedes preparar una cantidad considerable y guardarla en el frigorífico durante mucho tiempo, y si un día tienes una visita inesperada, siempre tendrás algo un poco más original que la típica tapita de queso que acabas de cortar (sin desmerecer a ningún queso recién cortado, que están muy ricos). Ingredientes: Queso Azul, en este caso yo use Bergader Aceite de oliva Pimienta en grano Orégano Preparación: Aquí viene lo más fácil. Lo único que tenemos que hacer es cortar el queso azul en trocitos cuadrados, yo use Bergader aunque podéis usar cualquier otro queso azul como el Roquefort, buque insignia de los quesos azules, con permiso del Cabrales claro está. Una vez tenemos el queso cortado, lo ponemos en un tupper o recipiente similar donde podamos guardar el queso tapado, le echamos aceite de oliva hasta que cubramos el queso por completo, los granos de pimienta negra y una buena cantidad de orégano. Una vez tengamos el queso en el tupper con todos los ingredientes, solo nos queda guardarlo en el frigorífico y dejarlo reposar durante 2 o 3 semanas por lo menos. Cuando nos hayamos comido todo el queso, siempre nos quedará algo de aceite en el tupper, el cual podemos aprovechar para volver a hacer la receta. Algo a tener en cuenta es que cuanto mejores sean los ingredientes, mejor estará después. Esto que puede parecer obvio, a veces se olvida. Así que ya sabéis que cuanto mejor sea el aceite y el queso, más bueno estará. Compártelo:FacebookTwitterGoogleCorreo...

Leer más

Merengue

Merengue

El merengue como todos sabréis es un postre que se suele usar como relleno de tartas y pasteles. Mi madre antes hacía el merengue clásico, en el cual una vez montadas las claras se les va añadiendo el azúcar y batiendo hasta lograr el merengue, pero el problema de este es que se baja con facilidad y no es muy vistoso. La receta del merengue que os voy a describir a continuación es, según dice la Wikipedia, la del merengue italiano, este merengue no se baja y es mucho mas brillante que el clásico y, por supuesto, es una bomba de calorías. Ingredientes: 6 claras de huevo 600g de azúcar 100ml de agua 1/2 cucharada pequeña sin colmo de sal Preparación: Ponemos en un cazo todo el azúcar, le echamos por encima el agua a cucharadas procurando mojarlo todo (nunca echar el agua de golpe) y lo ponemos a fuego fuerte, removiendo de vez en cuando hasta conseguir el almíbar. Mientras se hace el almíbar ponemos las claras de huevo en un bol grande con la sal y empezamos a batir. Cuando el almíbar este listo y las claras estén ya montadas (aquí lo difícil es coordinar estos dos elementos), echamos el almíbar hirviendo, que justo acabamos de apartar del fuego (muy importante que el almíbar esté hirviendo), sobre las claras de huevo que están montadas. Seguiremos batiendo durante unos 20 minutos mas o menos hasta que se enfríe el merengue, y una vez frío ya tendremos listo nuestro merengue. Aquí os dejo un pequeño video para que veáis mejor el proceso, aunque en el video salga una maquina bastante apañada para montar las claras y batir el merengue, se puede hacer con una batidora normal.   Pifias: -La pifia más fácil de cometer es echarle demasiada agua al azúcar o echar el vaso de golpe cuando vamos a hacer el almíbar. Compártelo:FacebookTwitterGoogleCorreo...

Leer más

Huevo mol

Huevo mol

Hoy seguimos con otra crema muy usada en repostería, y se trata del huevo mol, que es muy utilizado en las tartas que hacen en las confiterías de mi pueblo (Totana), en las cuales lo utilizan como relleno de estas, al igual que la crema pastelera y la crema tostada. Aunque también es muy utilizada como cobertura de tartas, bizcochos, dulces, etc. Huevo mol: 5 yemas de huevo 5 cucharadas soperas con colmo de azúcar 5 cucharadas soperas de agua Preparación: Ponemos en un cazo el azúcar, colocamos un colador encima del cazo y echamos en este las 5 yemas de huevo, las rompemos y les echamos las cucharadas de agua para que las yemas vayan colando; los restos que nos queden en el colador los tiramos, ya que no vamos a poder aprovecharlos. Ponemos el cazo a fuego suave y vamos removiendo de vez en cuando para que no se nos pegue y en cuanto consigamos la textura cremosa ya tendremos nuestro huevo mol hecho. Ahora solo queda disfrutar de nuestro huevo mol, el cual está bueno incluso a cucharada limpia, cosa que la báscula no nos lo va a agradecer en absoluto, os lo puedo asegurar. Compártelo:FacebookTwitterGoogleCorreo...

Leer más
content top