content top

Cata en Restaurante el Churra (Julio 2013)

Cata en Restaurante el Churra (Julio 2013)

El pasado jueves 11 de julio, mi mujer y yo volvimos a asistir a una de las catas que organizaba la Cátedra del Vino, está vez de vinos espumosos. El lugar donde se realizó dicha cata fue en la terraza del restaurante El Churra, donde tuvimos un trato muy bueno y una cena aún mejor. La cena-maridaje que nos sirvieron fue muy pero que my buena, tanto en la cantidad de los platos como en el calidad de los mismos. Para empezar nos pusieron una ensalada de pepino con salmón y bacalao ahumado, que estaba para chuparse los dedos y donde destacaría el contraste tan bueno que hacían los ahumados con el pepino. Excepcional. Para seguir después de la ensalada, nos pusieron unos buñuelos de gamba y unas zamburiñas gratinadas. Los buñuelos estaban buenos, aunque hasta el último momento no me enteré que eran de gambas, esto no dice mucho a favor de la gamba, pero sí de la masa del buñuelo, que estaba muy conseguida. En cuanto a las zamburiñas, fueron un pequeño, elaborado y delicioso bocado. Para continuar nos sirvieron un revuelto de vieiras. Si hay algo que me gusta de El Churra, son sus revueltos, y este no iba a ser menos. Vieiras, setas, huevos… una mezcla muy acertada y, como no, todo hecho en su punto. De primer plato fuerte tuvimos un riquísimo lomo de bacalao, muy bien presentado, perfectamente hecho y de sabor suave. Todo un acierto. Y como colofón a la cena-maridaje, pudimos probar una costeleta de Angus. La ración iba al centro y fue un pelín escasa, pero como dice el dicho: “lo bueno, si breve, dos veces bueno”. La costeleta venía acompañada de unas patatas a lo pobre con un toque de foie, que estaban para comerse dos fuentes de patatas. Un plato muy rico, corto e intenso. Y de postre un brownie con helado, el cual venía presentado de una forma bastante original. Quizás se hizo un poco pesado el brownie, debido a su alta densidad :), pero para el que le guste el chocolate es una auténtica delicia. Y ahora, el meollo del asunto, los vinos espumosos, que no dejaron indiferente a nadie. La cata se realizó a ciegas, con las botellas tapadas con papel aluminio. Los espumosos que pudimos catar fueron los siguientes: -Nombre: Santa Margherita Prosecco Superiore Brut -Productor: Santa Margherita S.P.a. -Varietales: Glera (Prosecco) -País: Italia -Región: Valdobbiadene DOCG -Alcohol: 11,5% -Precio: 10-12€ -Nota de cata: A la vista se aprecia una burbuja muy fina y persistente. En nariz se perciben notas florales y de melocotón principalmente, aunque también se pueden apreciar delicados aromas de manzana. En boca ofrece una sensación...

Leer más

Cata en Restaurante la Onda (Junio 2013)

Cata en Restaurante la Onda (Junio 2013)

El pasado jueves 13 de junio, los integrantes de La Cátedra del Vino tuvieron la amabilidad de permitirme participar en una de sus catas mensuales, que se realizó en el Restaurante la Onda. En esta cata participamos 12 personas y 6 botellas de vino, recién traídas de El Rincón del Gourmet, de El Corte Inglés.   Nada más llegar al restaurante, accedimos a la sala que nos habían habilitado para la cata, nos sirvieron una caña, mientras esperábamos a que llegarán el resto de los participantes, y nos pusieron un pequeño aperitivo para ir abriendo boca. Cuando ya estábamos todos sentados en la mesa, decidimos dar comienzo a la cata. Estos son los vinos que probamos y la impresión tuvimos de ellos: -El primer vino fue un blanco llamado El Equilibrista 2011, que es un monovarietal hecho con Xarel·lo (uva normalmente usada en los vinos espumosos con DO Cava), perteneciente a la DO Catalunya y producido por la bodega Ca N’Estruc, sita en Barcelona. Este vino blanco nos dejó un poco indiferentes ya que tenía un final que se nos antojó demasiado corto, los aromas, el sabor y la acidez eran similares a las de un DO Cava, debido a que comparten uva, pero se quedaba a medio camino de estos últimos. El vino en general era correcto pero no lo suficiente como para que mereciera la pena pagar los 14€ que cuesta la botella, la relación calidad/precio no es muy buena. Seguidamente, nos pasamos a los vinos tintos con un Rayos Uva 2011 de la DOC Rioja, compuesto por un 80% de tempranillo y un 20% de garnacha, el cual es producido por la bodega Olivier Rivière, que está situada en Logroño. Estamos ante un Rioja que tras probarlo nos dio la sensación de que su plenitud estaba empezando a decaer, tanto por el color apagado que estaba adquiriendo como por el sabor que tenía y que delataba su decadencia. El precio de la botella era de 11€, un poco alto ya que por la mitad podemos encontrar vinos de La Rioja bastante mejores que este. Como tercero teníamos un vino que pertenece a la DOQ Priorat, que es una de las DO que tengo entre mis preferidas. El vino en cuestión se llamaba Les Cousins L’Inconscient 2011, producido por la bodega Les Cousins Marc & Adrà y compuesto por una gran variedad de varietales: cariñena, garnacha, cabernet sauvignon, merlot y syrah. La verdad es que también nos decepcionó un poco, mejoraba al anterior pero no lo suficiente. El precio de la botella es de unos 12€, y como dije antes, por ese precio, y por menos, tenemos vinos que lo igualan e...

Leer más

La Catedra del Vino

La Catedra del Vino

Buenas a todos de nuevo, hoy os voy a hablar de La Cátedra del Vino, que no es ni más ni menos que un grupo de amigos que disfrutan del mundo del vino y que han decidido agruparse para compartir sus experiencias, hecho que llevan haciendo unos cuantos años. Cada mes suelen quedar para hacer una cata de vinos en algún restaurante de la ciudad, que es este caso es Murcia. El restaurante les proporciona un lugar para realizar las catas y la comida para maridar con los vinos, y los miembros de La Cátedra del Vino se ocupan de comprar los vinos que catarán esa noche, según me comentaron, habitualmente hacen las catas a ciegas, tapando la botella con papel de aluminio o similar, para así evitar cualquier sugestión que te pueda generar el saber que te estás tomando un cierto vino u otro; aunque, recientemente, tuve el placer de asistir a una de sus catas que se hizo con la botella al descubierto y la cual os comentaré más adelante, en la siguiente entrada del blog. Dichas catas se organizan, al igual que la mayoría de las catas que se realizan en cualquier bodega o enoteca, con la finalidad de poder ir probando una cierta variedad de vinos, para así saber que vinos te merecen la pena comprar y cuales no, y también para poder catar vinos de difícil acceso, no ya por su rareza o dificultad de encontrar si no por su elevado precio, como puede ser un Vega Sicilia Único o El Nido de Jumilla, cuyas botellas superan los 100€ de valor de mercado, coste que se puede hacer difícil de asumir para una persona pero no tanto para doce. Aparte de las catas, La Cátedra del Vino también organiza alguna que otra visita a bodegas, con el fin de ver los distintos procesos de producción que tienen las bodegas y el de pasar un bien rato con amigos y disfrutando del vino y todo lo que lo rodea. Si alguien quiere recibir más información sobre La Cátedra del vino, ponedse en contacto con nosotros y os facilitaremos la información que necesitéis. Sin más que añadir me despido hasta la próxima entrada del blog. Compártelo:FacebookTwitterGoogleCorreo...

Leer más
content top