content top

La Taberna de Toni (Murcia)

La Taberna de Toni (Murcia)

Hoy os voy a hablar de un pequeño bar situado en la zona centro de Murcia: La Taberna de Toni, al cual me encanta cuando salimos por Murcia y estamos por la zona. El bar es bastante pequeño, aunque hace ya un tiempo lo ampliaron añadiéndole el local de al lado, que hace las funciones de comedor. No dispone de cocina propiamente dicha, solo tiene una plancha, en la cual se hacen la mayoría de las tapas que se sirven. Al lado de la plancha podemos ver una vitrina en la que están expuestos una gran cantidad de productos de gran calidad (quesos, caviar, patés, salmón, encurtidos, etc). Pese a no tener cocina, la carta es bastante variada, y en ella podemos encontrar una gran diversidad de montaditos, unas hamburguesas riquísimas, pinchos morunos, distintos quesos y patés, salmón, encurtidos ibéricos, etc. Dentro de la gran variedad de tapas que tiene La Taberna de Toni yo destacaría dos por encima del resto: El solomillo de cerdo con salsa de yogur y almendras, una tapa lleva dos unidades como las que aparecen en la foto, ya que están pensados para que sean engullidos de un bocado. La carne está muy tierna y la salsa está para chuparse los dedos y rebañar el plato con la lengua. Se puede decir que es la especialidad de la casa, no podéis pasar por La Taberna de Toni y no probar su solomillo. Las carrilleras con salsa de mostaza, esta tapa me gusta tanto que cuando me la pusieron delante se me olvidó echar la foto de primeras y me comí parte de una de ellas. Que decir de las carrilleras, la carne estaba muy tierna pero sin llegar a deshacerse y salsa es sabrosa y le d el toque de gracia a la tapa. Para mi personalmente es la mejor tapa que hay en La Taberna de Toni. En cuanto a la bebida, además de tener su Estrella de Levante de barril fresquita, también dispone de una amplia variedad de vinos de Rioja, Ribera del Duero y Jumilla. Los precios son baratos que digamos aunque no debemos olvidar que los productos que se sirven son de una alta calidad, por lo que merece la pena pagarlos. Por poneros algún ejemplo, cuando voy con mi mujer a cenar, si bebemos algo de vino (generalmente entre 4 o 6 copas de vino), nos suele costar unos 25€ por cabeza más o menos. Podéis encontrar La Taberna de Toni en: Calle Saavedra Fajardo s/n – 30001 Murcia (cerca de la Plaza Europa) Teléfono: 968 204 618 Compártelo:FacebookTwitterGoogleCorreo...

Leer más

Mesón Darling (Cuenca)

Mesón Darling (Cuenca)

Hace poco mi mujer y yo estuvimos de visita turística por Cuenca y decidimos buscar en varios blogs algún sitio en el que nos dieran bien de comer, y uno de los locales que mejores comentarios tenía era el Mesón Darling, así que nos acercarnos para ver qué tal estaba. Cuando entramos vimos que era un bar/mesón de los de toda la vida, ni decoraciones modernas ni nada similar. El establecimiento está bien cuidado y limpio. La única pega es que hacía demasiado calor en el interior y en ningún momento encendieron el aire acondicionado ni abrieron la puerta, creo que es algo que deberían tener en cuenta, ya que no es nada agradable entrar al Mesón y que haga más calor que en la calle, para el invierno no está mal pero en primavera/verano no da mucho gusto. La carta no es excesivamente amplia, lo justo para tener una variedad más que aceptable y no volverte loco viendo qué pides y qué no pides, en ella podréis encontrar muchos platos típicos de la zona. Una vez sentados en la mesa y habiendo examinado concienzudamente la carta, nos decantamos por pedir unas croquetas caseras de jamón, una ración de Morteruelo (típico de Cuenca) y un plato de codillo asado (especialidad de la casa), todo para compartir ya que suponíamos que las raciones iban a ser grandes, y no nos equivocamos en absoluto. Para beber nos pedimos una botella de Finca Antigua, un tinto de la tierra que ya habíamos probado antes y que sabíamos que nos gustaba. Para empezar nos trajeron las croquetas caseras de jamón, que para mi, que soy un adicto a las croquetas, fueron una pequeña decepción. Lo cierto es que las croquetas estaban bastante bien pero yo esperaba algo más, algo que hiciera que no las olvidara pero no lo encontré, en definitiva son unas croquetas del montón, caseras pero del montón. De segundo nos trajeron la ración de Morteruelo, la cual nos encantó tanto a mi mujer como a mí. Era la primera vez que lo probábamos y de entrada el aspecto que tenía no me pareció apetitoso, pero una vez que lo echas encima del pan y le pegas el primer bocado, te encuentras con un sabor que está entre paté y la ropa vieja de cocido. A mi personalmente este tipo de sabores y texturas me gustan mucho, yo me hubiera comido dos raciones de Morteruelo sin problemas :). Y para terminar le llegó la hora al plato principal, que debido a su tamaño también se convirtió en el postre, el codillo asado. Lo primero que te impacta es su tamaño, es tremendamente grande. y viene cubierto con patatas...

Leer más

Nuestro Bar (Jumilla)

Nuestro Bar (Jumilla)

Hace ya un tiempo estuvimos en Jumilla y fuimos a comer a Nuestro Bar, un pequeño local de los de toda la vida y el cual nos aconsejaron, y puedo decir, adelantándome a lo que viene a continuación, que el asesoramiento que nos dieron fue más que acertado. El bar dispone de una gran variedad de comidas aunque a primera vista no lo parezca. Solo le pondría una pega y es que el servicio es un poco lento pero nada que no sea aceptable, aunque el trato por parte de los camareros es excepcional. Empezando ya con la comida, como entrante nos pusieron lo siguiente: -Una ensalada bastante normalita pero colmada con unos buenos tomates y unos lomos de atún de calidad que no se deshacen cuando intentas pincharlos, en definitiva un buen atún. -Unos michirones con un muy buen fundamento, y con esto me refiero a que normalmente los michirones que te encuentras por algunos bares de la región están “lavados”, o sea, que para economizar este plato se escatima en ingredientes como el jamón y el chorizo, los cuales le dan sabor al mismo. En Nuestro Bar esto no ocurre, nos encontramos ante unos michirones con sabor, hechos con cariño y con unos buenos ingredientes, creo que son los más parecidos a los caseros que se hacen en mi casa. -Un plato de jamón y queso acompañado con  pan un pelín tostado y tomate rallado, poco tengo que decir aquí, se trataba de un jamón de bodega normalito y un queso de la zona curado al vino que estaba muy bueno. Tras los entrantes pedimos unas tapas individuales, que a mí fue lo que más me gusto de todo lo que nos pusieron y que fueron las siguientes: solomillo de cerdo sobre queso de untar a las finas hierbas, solomillo de cerdo al foie con boletus, vieira con gamba gratinada y gamba sobre calabacín. Todas estuvieron excepcionales, a pesar que algunas de ellas son bastante simples pero no por ello estuvieron por debajo del resto. Los solomillos estaban hechos al punto, jugosos y tiernos, y los acompañamientos de ambos los complementaban a la perfección. La viera con gamba gratinada me encantó, la bechamel que llevaba tenía el punto necesario de sabor a gamba. Y la gamba con calabacín no se quedaba atrás, tanto el calabacín como la gamba estaban hechos en su justa medida, logrando que la tapa tuviera sabor y textura, como dicen algunos sabios: “Menos es más”. Y, finalmente, el plato fuerte fueron unas chuletas de cabrito al ajillo que se deshacían de lo tiernas que estaban, por desgracia ni la foto ni la presentación hacen honor al buen sabor...

Leer más
content top