Tras el éxito que está teniendo la receta de la Quisquilla cocida que publicamos hace ya un tiempo, hoy vamos a preparar otro crustáceo aunque de mayores dimensiones: bogavante cocido.

Cocer un bogavante es más fácil de lo que se piensa, eso si no os tiene que dar “cosa” el hecho de meter al bicho en la olla vivo.

Ingredientes:

  • El bogavante o bogavantes.
  • Agua
  • Sal
  • Cubitos de hielo

Preparación:

Lo primero es coger la olla mas grande que tengáis, al decir grande me refiero sobre todo a la altura de la misma, para evitar así que el bogavante pueda salirse de la olla. Llenamos la olla con agua del grifo, hasta una altura que sea suficiente para cubrir al crustáceo que hayamos comprado, el que teníamos nosotros rondaba el medio kilo, más que suficiente para dos personas.

Bogavante listo para cocer

Bogavante listo para cocer

Metemos el bogavante en la olla antes de ponerla al fuego, o sea, con el agua fría. Una vez hecho esto, ponemos la olla al fuego y, en el caso de que esta no sea muy alta, os recomiendo que la tapéis y sujetéis la tapa para evitar que el bogavante se salga o que salpique agua por toda la cocina.

Bogavante a la cazuela

Bogavante a la cazuela

Ahora solo queda esperar a que el agua empiece a hervir y, en cuanto esto suceda, tenemos que dejar el bogavante tres minutos más con el agua en ebullición.

Bogavante cociendose

Bogavante cociendose

Mientras se va cociendo el bogavante preparamos otra olla o recipiente grande con agua, mucha sal (un buen puñado de ella) y mucho hielo; os aconsejo que disolváis la sal antes de echarle el hielo porque si no os va a resultar muy complicado que se disuelva bien.

Olla con muchas sal y mucho hielo

Olla con muchas sal y mucho hielo

Una vez haya terminado de cocerse el bogavante, los sacamos de la olla, lo metemos directamente al recipiente que tengamos preparado con el hielo y ahí lo dejamos reposar un rato hasta que este se enfríe.

Bogavante en hielo

Bogavante en hielo

Ahora solo nos queda pelearnos, literalmente, con el bogavante para poder pelarlo y, claro está, así poder hincarle el diente.

Bogavante listo para comer

Bogavante listo para comer

Os aconsejo que guardéis todo lo que os sobre de pelar el bichejo y parte del caldo de cocción del mismo (un litro o litro y medio), ya que con eso se puede cocinar un buen caldo para hacer más adelante un buen arroz y bogavante, un arroz y marisco o similar.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.